VOLVER AL INICIO DE LA COLECCIÓN

 
 
 
 
Número de especies: 23.
Volver a Reino: Plantae
 
 
Clases:                                
 
Jungermanniopsida (hepáticas foliosas y algunas talosas simples)
Marchantiopsida (hepáticas talosas típicas)
 
 
Nombres comunes:                                           
 
Hepáticas, marcantiófitas. English: Liverworts, hepatics, marchantiophyta.
 
 
Fotos del grupo:                                                
 

 
 
Características del grupo:                                                                    
 

Las hepáticas son pequeñas plantas de morfología diversa, algunas de ellas con aspecto de musgo, que suelen vivir en lugares húmedos, mojados o bajo el agua. Son las plantas terrestres más primitivas que existen, ya que los linajes más basales a este grupo son algas, careciendo de un sistema vascular que trasporte el agua desde el suelo a sus tejidos lo que provoca que solo puedan crecer si están mojadas o en lugares muy húmedos, además de limitar su tamaño a unos pocos centímetros ya que no pueden separarse de la fuente de humedad proporcionada por el suelo. Su reducido tamaño y la ecología que ocupan hace que pasen desapercibidas para la mayoría de la gente. Al igual que los musgos, algunas especies son capaces de sobrevivir a la deshidratación, poseyendo algunas además estructuras protectoras como escamas oscuras que las envuelven al secarse y que evitan daños producidos por la luz cuando están secas. El grupo contiene más de 8.000 especies y se estima que podría superar las 10.000.

 

Este grupo posee dos morfologías principales, una parecida a un musgo en el que los tallos llevan unas expansiones que recuerdan a hojas y le dan a la planta un aspecto folioso (hepáticas foliosas) y otra en la que el tallo es aplanado formando una especie de lámina ramificada (hepáticas talosas). Son plantas estructuralmente muy simples, con una diferenciación celular que origina una morfología específica pero que no origina tejidos especialmente diferenciados, siendo por ejemplo las "hojas" simples láminas de una célula de grosor o los tallos aplanados de algunas especies poco más que una masa de células organizada. No obstante algunos grupos como el orden Marchantiales poseen una organización más compleja con cámaras de aireación que proporcionan un ambiente húmedo a células especializadas en la fotosíntesis, estructuras reproductoras especializadas, ... pero siendo todavía muy simples si se comparan con plantas más modernas.

 

En cuando a su ciclo vital se observa una especialización hacia la vida terrestre pero manteniendo todavía muchas características de sus antepasados acuáticos. El ciclo empieza con la germinación de una espora haploide (solo una copia de cada cromosoma) que forma unos filamentos celulares, láminas celulares o agregados de células (protonema) que crecen hasta formar la planta. Esta planta puede ser hermafrodita o ser masculina o femenina, formando estructuras reproductoras masculinas y femeninas separadas. Estas estructuras (anteridios y arquegonios) en los diferentes grupos de hepáticas se sitúan a su vez sobre otras estructuras en ocasiones bastante elaboradas (gametangióforos) o simplemente sobre el talo de la planta. Los anteridios forman espermatozoides y los arquegonios contienen óvulos. Los espermatozoides necesitan agua para poder nadar en busca de atrayentes liberados por los arquegonios de forma que la fecundación tiene lugar durante las lluvias o en zonas encharcadas y entre plantas cercanas. Cuando ocurre la fecundación se forma una célula diploide (con dos copias de cada cromosoma, una paterna y otra materna). Esta célula diploide no es liberada sino que crece sobre la planta a expensas de ella originando a un individuo con una morfología muy diferente a la de sus progenitores, poseyendo un pié que la ancla a la planta y una pequeña seta que la separa de ella y termina en un esporangio en el cual por el proceso de meiosis se originan esporas haploides que serán liberadas empezando de nuevo el ciclo. Mientras que en las plantas superiores la fase dominante es la diploide, en las plantas inferiores la dominante es la haploide, y cuanto más primitivo es el grupo más dominante es. En las hepáticas la fase diploide es todavía más reducida que en los musgos, prácticamente no existiendo, y todavía está más reducida en las algas de las cuales descienden.

 

En el siguiente esquema se muestra uno de los ciclos más complejos de este grupo, con estructuras especializadas  que llevan a los anteridios y arquegonios favoreciendo la dispersión de los espermatozoides mediante los golpes producidos por las gotas de lluvia:

 

 

El siguiente cladograma muestra las relaciones evolutivas de los grupos que contiene el filo:

 

 

 


Filo: Marchantiophyta