VOLVER AL INICIO DE LA COLECCIÓN

 
 
 
 
Número de especies: 132.
Volver a Reino: Plantae
 
 
Clases:                                
 
Andreaeopsida (grupo de Andreaea, pequeño grupo de musgos poco comunes)
Bryopsida (grupo de los musgos típicos)
Polytrichopsida (grupo de musgos no típicos, generalmente regios)
 
 
Nombres comunes:                                           
 
Musgos, briófitas. English: Mosses.
 
 
Fotos del grupo:                                                
 

 
Características del grupo:                                                                    
 

Los musgos son un gran grupo de plantas con unas 12.000 especies y una distribución mundial, faltando solo en las zonas bañadas por el agua marina. Son plantas no vasculares, es decir no tienen un sistema especializado en transportar agua desde el suelo hasta sus partes aéreas, lo que limita el tamaño de la planta a unos pocos centímetros (excepto en zonas muy húmedas) y que vivan principalmente en lugares húmedos. No obstante muchos musgos poseen la capacidad de secarse y permanecer en estado de latencia hasta que se vuelven a mojar, por lo que pueden vivir en lugares secos y crecer solo cuando llueve. Los musgos son organismos muy importantes en ciertos ecosistemas. Por ejemplo forman las turberas, mantienen la humedad del suelo y están entre los principales colonizadores de nuevos hábitats.

 

Los musgos poseen un ciclo biológico donde hacen falta dos generaciones para cerrar el ciclo, siendo estas generaciones morfológicamente muy diferentes. El musgo típico está formado por la generación gametofítica, la cual es la dominante en el ciclo y tiene una forma muy parecida a una planta, con un tallito, hojitas y pequeñas raíces. Esta forma óvulos y espermatozoides, y puesto que los espermatozoides no pueden nadar sin agua, para poder reproducirse los musgos necesitan estar mojados en esta etapa. Tras la fecundación de los óvulos, los cuales están dentro de unas estructuras formadas por la planta, empieza a crecer la fase esporofítica, la cual crece encima de la fase gametofítica a expensas de sus nutrientes. Esta fase no es más que una especie de filamento en el extremo del cual hay un esporangio, que originará las esporas de las cuales germinará la fase gametofítica. La fase gametofítica es la fase que posee una sola copia de los cromosomas, mientras que la fase esporofítica es la que posee dos copias. Así pues, la fase de musgo típico, en las plantas superiores ha evolucionado hasta convertirse en el polen o las estructuras que envuelven los óvulos, mientras que la fase esporofítica que posee un esporangio en su extremo sería la que en las plantas superiores corresponde a la planta en sí.

 

En la siguiente imagen podéis ver un esquema del ciclo:

 

 

Las relaciones evolutivas entre las diferentes clases de musgos pueden verse en el siguiente cladograma:

 

 


Filo: Bryophyta